(Photo by George Frey/Getty Images)

El presidente Joe Biden firmará una orden ejecutiva multifacética destinada a reducir la violencia armada en Estados Unidos.

Biden también piensa nombrar a David Chipman, un exagente federal y asesor en el grupo de control de armas de fuego Giffords, el nuevo director del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF por sus siglas en inglés).

Biden está endureciendo las regulaciones de los compradores de “armas fantasma”, armas de fuego caseras que generalmente se ensamblan a partir de piezas y se muelen con una máquina cortadora de metales y, a menudo, carecen de números de serie para rastrearlas. Es legal construir un arma en una casa o un taller y no existe un requisito federal para una verificación de antecedentes.

El Departamento de Justicia emitirá una regla propuesta destinada a controlar las armas fantasma dentro de los próximos 30 días, aunque los detalles de la regla no se publicaron de inmediato.

Una segunda regla propuesta, que se espera dentro de 60 días, endurecerá las regulaciones sobre los soportes estabilizadores de pistola, como el que utilizó el tirador de Boulder, Colorado, en un alboroto el mes pasado que dejó 10 muertos. La regla designará las pistolas que se usen con tirantes estabilizadores como rifles de cañón corto, que requieren una licencia federal para poseerlos y están sujetos a un proceso de solicitud más exhaustivo y a un impuesto de 200 dólares.

El departamento también está publicando una legislación modelo dentro de los 60 días que está destinada a facilitar que los estados adopten sus propias leyes de “bandera roja”. Dichas leyes permiten que las personas soliciten a un tribunal que permita a la policía confiscar armas de una persona que se considere un peligro para ellos mismos o para los demás.

Para más detalles, entra aquí!