Primary Menu
(Photo by Robert Laberge/Getty Images)

Una nueva ley fue aprobada en carolina del sur que permite que los condenados a muerte puedan escoger la manera en que morirán. Las opciones son inyección letal, electrocución o ser baleado.