Primary Menu
(Photo by Rob Carr/Getty Images)

En un juego de pelota de niños, varios padres comenzaron a protestar el momento que el árbitro hizo una llamada controversial lo cual provoco que al menos 12 padres comenzaran decir insultos, empujar y darse golpes frente a los niños entre 5 y 7 años de edad. El incidente sucedió en Kentucky y ahora varios padres enfrentan cargos criminales.