(Photo by Billy H.C. Kwok/Getty Images)

El alcalde de St. Pete le está pidiendo ayuda al gobernador Ron DeSantis tras un exceso incomprensible de peces muertos llegando a las aguas del área. Esta racha de marea roja es una de las más catastróficas que hemos vivido recientemente y la ciudad ya ha recogido más de 500 toneladas de peces muertos. Algunos peces como las guasas pesan sobre 400 libras y la ciudad necesita más recursos para lidiar con esta tragedia. La petición al gobernador es para que puedan declarar un estado de emergencia que le daría acceso a fondos para un esfuerzo de limpieza más extenso.