CHICAGO, ILLINOIS - MARCH 03: Gas prices are displayed on a sign at a gas station on March 03, 2022 in Chicago, Illinois. Increasing demand and dwindling supplies coupled with global supply uncertainty driven by the war in Ukraine have driven gas prices over $4-per-gallon in many parts of the country.

La guerra entre Rusia y Ucrania ha causado un impacto económico a nivel mundial debido a la dependencia al petróleo que tantos países tienen con los rusos.

Los estados unidos continúa comprándole crudo a Rusia, aunque la presión política está en aumento para abandonar esta práctica.
De ser así, la nación tuviera que llenar el vacío de alguna manera o sufrir la destrucción de demanda al muchos no poder comprar gasolina por grandes cantidades a la vez que llegue el galón alcanzar un precio astronómico.
Si EEUU abandonara la práctica de comprarle petróleo a Rusia, tendrían que entonces buscar una alternativa para llenar ese vacío y las opciones serian:

1. Pedirle a OPEC que produzca y le venda más a EEUU
2. Construir una relación con Irán para comprársela a ellos (Aunque ellos quieren ver la destrucción de América)
3. Regresar a las pólizas que habían independizado a EEUU de la importación de petróleo que era, producir más petróleo domésticamente.

Cualquier persona con sentido común puede entender que las primeras dos opciones se deberían de descartar, pero interesantemente, podrían ser nuestra realidad ya que la admiración de Biden se rehúsa a regresar a las pólizas de independencia por la influencia monetaria de los radicales que contralan a los que nos gobiernan.
Algo tendrá que suceder para condenar más a Rusia por su guerra con Ucrania y las indicaciones son que esto provocara que el precio de la gasolina suba.

Estados Unidos y sus aliados ya están retirando barriles de petróleo de las reservas pero esto solo es una solución temporaria.