La inocencia de los niños me derrite, una niña de pañales literalmente vio a un oso afuera de su casa y corrió tras él para abrazarlo. La madre de la niña corrió para detenerla y evitar una posible tragedia ya que el oso era un cachorro y seguramente la madre estaba cerca,  la escena de dos humanos cercas de su cachorro tal vez no fuera del todo agradable para la protectora mamá oso. Lo que sí podemos decir con toda seguridad, es que esta pequeñita es muy valiente.

Ve el video: