Moon

Matthew Gallagher era un niño de 11 años que vivía en Lakeland, Florida y soñaba con ir a la luna. Su inesperada muerte trajo mucho dolor a su familia quienes quisieron honrar su sueño de toda la vida… ir a la luna. Desde los 5 años, sus padres Scott y Cori dijeron que convertirse en astronauta era su misión a cumplir. Cuando se enteraron de Celestis Memorial Spaceflights supieron al instante de qué esa era la forma perfecta de honrar su memoria. Ellos siempre usaban la frase de “te amo hasta la luna y de regreso” así que esta frase tomó vida para la Famila Gallagher. Sus restos cremados serán enterrados en la superficie lunar y formarán parte del Destiny Flight que despegará en algún momento de 2023. FUENTE: