La temporada de casar langostas en Florida provoca que miles de personas visiten las aguas en el sur del estado cada año pero tristemente, esto también termina con muchos incidentes desafortunados.
Un adolescente de 13 años estaba buceando en las aguas de los cayos de la Florida cuando repentinamente fue atacado en la cara por un tiburón.
La herida que sostuvo el niño resulto con doctores teniendo que ponerle 10 puntos en sus labios.

Más noticias publicadas por Nio esta semana …

No Title

No Description